NACHA GUEVARA
  ver en el catálogo, los poemas musicalizados que interpreta >>>

Nacha Guevara (n. como Clotilde Acosta el 3 de octubre de 1940, en Mar del Plata, Provincia de Buenos Aires), es una famosa actriz, cantante y bailarina argentina.

Su primer show de canciones fue Nacha de noche, pero su primer gran éxito en el mundo del espectáculo lo consiguió junto a su esposo, Alberto Favero, en 1969, con la obra “Anastasia querida”, espectáculo que recibe la mención como “el espectáculo más importante del año”, otorgado por la revista especializada “Primera Plana”.

En 1972 sale su CD 'Nacha canta a Benedetti" donde Alberto Favero musicaliza los poemas del poeta uruguayo Mario Benedetti y Nacha los interpreta. Nacha, Favero y Benedetti recorrieron muchos países de Latinoamérica con un montaje, en el cual Benedetti lee algunos de sus poemas de su libro "Poemas de Oficina" acompañado en el piano por Favero y Nacha canta algunos de sus poemas. De allí se destacan "Yo soy la secretaria" y "De qué se ríe", tema que ha sido grabado por innumerables interpretes.

En 1973 estrenó en el Teatro Margarita Xirgu de Buenos Aires “Las mil y una Nachas”. En esta obra la actriz interpretaba a dieciséis personajes diferentes. La obra permaneció tres temporadas seguidas en cartel y obtuvo el premio “Estrella 1973”, que los críticos especializados de la revista “Informe del espectáculo” otorgan una vez al año.

En 1974, junto a otros veintiséis artistas, fue amenazada de muerte por el régimen derechista que gobernaba Argentina. Abandonó su país y se instaló en México, donde no tardó en triunfar. Una larga gira por los estados mexicanos le supuso el “Premio Especial 1975”, otorgado por la Unión de Críticos y Cronistas de Teatro de México.

En 1975 regresó a Argentina para realizar una versión modernizada de “Las mil y una Nachas”, pero en el estreno estalló una bomba en el teatro, produciendo dos muertos y numerosos heridos. Nacha suspendió las representaciones y abandonó Argentina por segunda vez.

En 1976 recorrió todo el continente Iberoamericano. Debutó con “Nacha de noche” en el Teatro Municipal de Caracas y participó en el 2.º Festival Internacional de Teatro de Sao Paulo. Su éxito en Brasil fue tan grande que se vio obligada a quedarse tres meses más de lo previsto. Llegó a España, único país de habla hispana que le quedaba por visitar y estrenó en el Teatro Valle-Inclán de Madrid, donde consiguió un éxito tal que permanece en cartel nueve meses consecutivos. Sus visitas a España se repetirán regularmente.

En 1978 regresó a España para realizar una larga serie de giras que la retuvo más de un año en el país. Más tarde, permaneció en Estados Unidos durante un año, llamada por el productor y director teatral Harold Prince.

Nacha siguió apegada estos años a España donde, independientemente de seguir triunfando en los teatros, grabó varios LP´s con textos de Mario Benedetti y otros renombrados poetas de habla hispana como José Agustín Goytisolo, José Martí, Nicolás Guillén, Gustavo Adolfo Becquer.

A mediados de los ochenta, con la vuelta de la democracia en su país natal, se instaló nuevamente en Argentina, sin dejar de trabajar en toda América. Al regrasar al país, montó en Buenos Aires el espectaculó “Aquí Estoy”, considerado por todos los diarios más importantes de la Argentina el Espectáculo más importante del año.

Al mismo tiempo reeditó todos sus trabajos discográficos, los realizados en Argentina en los años sesenta y setenta, y los realizados en España, en una recopilación, siendo su primer disco editado en Argentina, después de nueve años sin permitirse la edición sus trabajos y, por último, grabó su nuevo álbum de estudio, llamado “Los patitos feos”, con el que consiguió uno de los éxitos más grandes de su carrera musical, con clásicos como “Fuimos los patitos feos”, “Mi ciudad”, “Vuelvo” y “Por qué cantamos”.

Produjo, escribió y dirigió nuevos espectáculos como “Eva”, con el que versiona la vida de Eva Duarte de Perón (Eva Perón), o “Nacha Guevara 100%, del Di Tella al 2000”, con el que repasa su carrera.

En 1991 editó su trabajo más cuestionado, “Heavy Tango”, un disco que marcó la pauta, fusionando tango con otros ritmos. En él compartió un duo con Tita Merello, siendo el último registro musical de la gran Tita. También ese año trabajó en Sevilla, grabó varios programas de televisión junto al periodista Jesús Quintero y realizó una serie de actuaciones con motivo de la EXPO 92.

Los últimos años han estado dominados por sus grandes montajes escénicos de importantes espectáculos teatrales como el que presentó en España de enero a mayo de 2000, “La vida en tiempo de tango (en el 2000 también)”, otro hito en la carrera española de Nacha.

En 2001, presentó en el Teatro Calderón de Madrid su espectáculo “60 años no es nada”. El año 2002 marcó el lanzamiento de su libro “60 años no es nada”, publicado por Editorial Planeta en España y que pronto se convirtió en un éxito de ventas y la hizo merecedora del “Premio Júbilo”. En agosto de 2002 realizó el estreno mundial de “Qué me van a hablar de amor”, show musical que reúne canciones de amor de grandes autores, en el Festival Internacional de Teatro y Danza de Islas Canarias. En septiembre y octubre de ese año realizó una gira por México con el espectáculo “La vida en tiempo de tango”.

En el inicio de 2003 volvió a la calle Corrientes de Buenos Aires, al Teatro El Nacional y presenta con éxito su espectáculo “Qué me van a hablar de amor”, con el cual salió de gira por Argentina y Uruguay y se presentó en escenarios internacionales como el Festival Internacional de Tamaulipas (México, octubre 2003) y el Festival Internacional de Teatro de Monterrey (México, noviembre de 2003). También visitó con él Puerto Rico y Chile, donde no solo cerró la gira, sino que actuó por primera vez en ese país.

Al año siguiente se unió al prestigioso músico y compositor Lito Vitale para crear “PasiÓn", un show de canciones eclecticas, que pasaban de un tango, a un aria o a una canzonetta italiana.

En 2004 interpretó en la telenovela “Padre Coraje” a una cantante lírica, papel que le supuso el Premio Martin Fierro como la Mejor Actriz y la producción ganó el premio de Oro como lo mejor del año.

En 2005 protagonizó El Graduado junto a Felipe Colombo, permaneciendo nueve meses en cartel, con excelentes críticas de los medios. También este año participó en el ciclo televisivo “Botines”, papel que la nominó nuevamente para Mejor Actriz, y en el ciclo televisivo Mujeres Asesinas, donde personificó a la famosa asesina argentina Yiya Murano.

Protagonizó la tira de Canal 9 de Buenos Aires El tiempo no para, alabada por los críticos como uno de los mejores unitarios dentro de la televisión argentina del momento; y triunfa en la revista “Un país de revista”.

Ha sido jurado del reality show "Coronados de Gloria", concurso donde se busca escoger al mejor representante y cantante de folklore argentino.